viernes, 17 de marzo de 2017

White Helmets (2016)

"Better to rescue a soul than to take one."



White Helmets es una documental británico, dirigido por Orlando von Einsiedel, producido por Joanna Natasegara y distribuido por Netflix, relata el día a día de un grupo de voluntarios denominado Cascos Blancos, que son rescatistas de victimas en la Guerra de Siria.





La Guerra en Siria, es uno de los conflictos bélicos más sangrientos del mundo contemporáneo, cada día hay noticias tristes que vienen de esa parte del mundo, gente muerta, personas heridas, abandonados, refugiados, es el pan de cada día de las noticias internacionales, esta guerra es sangrienta y no tiene cuando acabar. (si deseas entender el conflicto Sirio, te recomiendo este video de #WHYMAPS).
Sin embargo no sólo hay noticias trágicas, puesto que existen los Cascos Blancos (White Helmets en inglés) un grupo de voluntarios que ayudan a las víctimas cuando hay un atentado, son los rescatistas, la mayoría de estos hombres antes de la guerra ejercía oficios diversos, es decir que no tiene experiencia previa en trabajos similares, sin embargo los mueve el hecho de salvar vida.



Para hacer esta reseña, he tenido que informarme mucho, ya que no sólo quiero enfocarme en la película en sí, sino en todo el contexto que está circundante al film, primero tuve que informarme sobre el conflicto sirio, luego averiguar sobre los White Helmtes, cómo funcionan dicha ONG, para eso visite su página web, así mismo busqué información extra topandome con comentarios de diversos índole, lo que me llamó la atención es que a pesar de ser una organización benéfica, esta tiene diversas críticas, la más impactante son las que la tilda como una organización no imparcial, además que aparentemente recibe financiamiento de los gobiernos occidentales (EE.UU., Reino Unido y Francia) cuando en su página web informan que rechazan donaciones de cualquier gobierno; por tal motivo sólo actúan en las áreas Sirias que son atacadas por Rusia y el gobierno Sirio. Antes de continuar quiero aclarar que es la información que he encontrado, no quiero (ni puedo) afirmar ni negar nada, ya que no tengo pruebas fehacientes para sustentarlo.



Ahora sí vayamos a la película, en primer lugar siempre mencionan a los ataques de Rusia, dejando en claro que es el principal “enemigo” del país, ya que el documental solamente hace referencia a la ciudad de Alepo, que está fuera de la influencia del gobierno sirio (aliado de Rusia), en donde actúa principalmente esta organización; en sí el documental se nota que no es imparcial pues casi no menciona a los yihadista, o a las otras fuerzas beligerantes, ya que siempre deja en claro que Rusia es su principal enemigo. Por otra parte es curioso que la mayoría de los rescates sean presentados a niños (o en su defecto a niños llorando y sufriendo), puesto que este tipo de imágenes son las que impactan más en el público.
Luego más adelante nos muestran como los White Helmets son entrenados en Turquía (curioso ya que Turquía tiene intereses con las fuerzas de oposición) y siempre nos quieren dejar en claro que los voluntarios no tienen ninguna experiencia previa en ese tipo de tareas, y que sus ganas, de salvar vida puede más que su inexperiencia; en dicho país los voluntarios están en un hotel lujoso (eso no tiene nada de malo, pero me resultó un detalle llamativo) en donde uno de ellos ve el bombardeo ruso a Siria.




En sí el documental, no es malo, pero es un poco repetitivo, y por momentos es amarillista, insisto que no mostró la imparcialidad de esta ONG, sino más que todo se centra en los ataques del oficialismo, obviando los ataques de la oposición (en sus diferentes facciones); aplaudo a los valientes rescatistas que sacrifican su tiempo y su vida para ayudar a los necesitados, sin embargo la intención del documental me pareció más una campaña anti el oficialismo que mostrar lo que hacen los voluntarios, ya que por momentos se veía más un publi reportaje que un documental en sí.


Ver el documental

Daniel Mosquera

lunes, 6 de marzo de 2017

Arrival (2016)

"We need to make sure that they understand the difference between a weapon and a tool. Language is messy and sometimes one can be both."


Arrival es una película de EE.UU. dirigida por el canadiense Denis Villeneuve; escrita por Eric Heisserer; producida por Dan Levine, Shawn Levy, David Linde y Aaron Ryder; protagonizada por Amy Adams, Jeremy Renner, Forest Whitaker y Michael Stuhlbarg; está basada en la novela 'La historia de tu Vida' (Story of Your Live) de Ted Chiang, y nos cuenta una hipotética visita de seres de otro planeta, y como los humanos tratan de entenderlos.




'2001: An Space Odessy' es sin duda un referente casi obligatorio en las películas espaciales y de ciencia ficción, lo que hizo Kubrick en 1969 es marca un antes y un después en este género, ya que lo cambió para siempre, y es más me atrevo a decir que no hay película espacial que la tome como referencia, y me atrevo a asegurar que pasarán varias generaciones hasta que alguien cambie esa premisa; en los últimos años han habido películas espaciales que han llamado la atención tanto de la crítica como del público, primero debemos de retroceder al 2013 con 'Gravity' de Alfonso Cuarón, que nos narra de como la Dra Ryan Stone (interpretado por Sandra Bullok) sobrevive a un accidente espacial; seguido tenemos a la magnífica “Interstellar” de Christopher Nolan, que no conduce a un viaje a través de los agujeros de gusano mostrándonos la relatividad del tiempo; y por último más recientemente tenemos a “Arrival” de Denis Villenueve, un film inteligente y que rompe varios paradigmas de los extraterrestres.





Denis Villeneuve a través de Arrival nos quiere dar un mensaje, y es que la comunicación es la herramienta más importante del ser humano, ya que a través del lenguaje el hombre ha podido expresar sus sentimientos y compartir su conocimiento; a partir de esta premisa desarrolla una historia realista, un relato estremecedor, en donde nos relata la historia de uno extraterrestres que han aterrizado en doce puntos distintos de la tierra, desconociendo cuales son las intenciones, esto motiva a los diferentes gobiernos a establecer misiones científicas - diplomáticas para establecer contactos con ellos y conocer sus verdaderas intenciones, es allí cuando aparece Louise Banks (Amy Adams) una lingüista experta en comunicación, y el físico Ian Donnelly (Jeremy Renner), ambos contratados por el gobierno de EE.UU. para descifrar y transmitir el mensaje que los alienígenas nos han venido a dar, ya que su llegada es un misterio; ambos poco a poco lograran interpretar el complejo idioma de los visitantes; lamentablemente no todos los países (China y Rusia para ser más exactos) tienen las mismas intenciones pacíficas y científicas que tienen los EE.UU. (al menos en este filme), así que las tensiones diplomáticas se puede sentir en todo el desarrollo de la película.






‘Arrival’ no es la típica película de invasión alien, es más no hay acción, no hay guerras épicas, y los extraterrestres desconocen nuestro idioma, la película se centra básicamente en la ciencia más que en la ficción (algo así como hicieron sus predecesoras); y lo que llama la atención es la manera cautivadora de como Louise tiene contacto con los recién llegados, ya que logra crear un sistema que le permite conocer el distinto idioma alienígena, ya que lo desarrolla desde premisas básicas hasta llegar a temas más complejos, tal y como sucede con la comunicación humana, es decir te describe de una manera científica de cómo los hombres aprendemos diferentes lenguas, ya que cada lengua tiene sus características propias, que la hacen únicas y particulares. Estamos frente a un trabajo inteligente, Villenueve que junto al guionista Eric Heisserer logran adaptar magníficamente la novela corta ‘Story of Your Live’ de Ted Chiang, un trabajo majestuoso en lo audiovisual; y, en donde proponen un escenario creíble, que se aleja de las típicas y taquilleras películas de ciencia ficción, debido a que nos entrega una historia más realista, que se centra principalmente en los hechos doctrinales, alejándose de una inverosímil guerra épica espacial; punto a favor en el casting ya que Amy Adams, carga con todo el peso de la película, regalándonos uno de sus mejores papeles. Sin duda una película inteligente, audaz y ‘difícil’ que se caracteriza por su emotividad.




Daniel Mosquera

lunes, 20 de febrero de 2017

Manchester By The Sea (2016)

"I said a lot of terrible things to you. My heart was broken, and I know yours is broken, too."


Manchester by The Sea es una película de EE.UU. escrita y dirigida por Kenneth Lonergan; producida por Lauren Beck, Matt Damon, Chris Moore, Kimberly Stewar y Kevin J. Walsh; protagonizada por Casey Affleck, Michelle Williams, Kyle Chandler y Lucas Hedges; narra la historia de Lee que debe regresar a su ciudad natal para hacerse tutor legal de su sobrino Patrik.




Manchester by The Sea es la típica película buena que no es apta para todos, ya que nos muestra una historia triste, haciendo que el devenir de las acciones sean lentos y densos, además es difícil diferenciar los flashback causando confusión en el espectador, sin embargo cuando mientras la película avanza uno va entendiendo los sucesos, así como va comprendiendo las actitudes de los personajes. 
La historia es sencilla, ya que nos cuenta cómo un señor se debe encargar del hijo adolescente de su hermano recién fallecido, por tal motivo debe volver a su pueblo natal y así encargarse de todo el papeleo que implica un funeral; hasta acá se puede interpretar como un típico drama familiar, sin embargo la forma como lo narra Kenneth Lonergan, es simplemente majestuosa, a pesar de ser una película triste no es una película “llorona”.





Las actuaciones son brillantes, he leído en varios sitios de Internet especializados que Lee es el mejor papel de Casey Affleck, en lo personal no se si sea el mejor, pero sin duda es uno muy complejo, ya que prácticamente nos muestra una persona que vive por que si, y que tiene bajo la espalda una gran carga emocional, que le impide tener una “vida normal”, sin duda Affleck se lleva todo el peso de la película, desarrollando un personaje complejo, pero vacío emocionalmente. Y no cabe descartar al co protagonista Lucas Hedges que interpreta a Patrick, el sobrino adolescente de Lee que quedó huérfano, su interpretación no se amilana ante la experiencia de Afflek ya que supo establecer una buena dinámica el veterano actor. 
Otro punto a favor que tiene ‘Manchester By The Sea’ es la música, que nos sumerge a la tristeza y que encaja perfectamente con las situaciones y los paisajes que son mostrados en el film, sin duda un gran trabajo de la canadiense Lesley Barber; y otro que también debe llevarse el reconocimiento es Jody Lee Lipes ya que su trabajo en la fotografía también es elogiable.




Si bien ‘Manchester By The Sea’ es una película lenta, te mantiene a la expectativa, pero más se enfoca en darle importancia a lo que ya sucedió, pues así puedes ir armando este rompecabezas que te presenta Kenneth Lonergan, e ir entendiendo de a poco, cuales son las causas del comportamiento de Lee; sin duda es una película poco convencional, que se centra más en las imágenes para transmitir las emociones, más que en los diálogos, siendo esta un buen ejemplo del refrán ‘Una imagen vale más que mil palabras’.







martes, 14 de febrero de 2017

Moonlight (2016)

“No. You're not a faggot. You can be gay, but you don't have to let nobody call you a faggot.”


Moonlight es una película dramática de EE.UU. dirigida y escrita por Barry Jenkins; producida por Adele Romanski, Dede Gardner y Jeremy Kleiner; protagonizada por Trevante Rhodes, André Holland, Janelle Monáe, Ashton Sanders, Jharrel Jerome, Naomie Harris y Mahershala Ali; y cuenta la difícil infancia, adolescencia y madurez de un chico afroamericano que crece en una zona conflictiva de Miami.




Moonlight narra la difícil vida de Chirion, desde su niñez, pasando por su adolescencia hasta su adultez, en este camino vemos como el personaje va creciendo en un ambiente hostil en donde predomina la violencia y el contrabando, así mismo el descubre su homosexualidad, la película está dividida en tres partes: Little que es la niñez, aquí el papel de Chirion está interpretada por Alex Hibbert, Chirion que es la adolescencia, aquí el personaje es interpretado por Ashton Sanders y Black que es la adultez, en donde el papel de Chirion recae en Ashton Sanders, si bien es cierto son tres actores distintos, aquí es donde empieza la majestuosidad de la película, puesto que a pesar de que el papel principal está interpretado por tres actores, estos muestran una continuidad en la vida del personaje, los tres muestran esa fragilidad que acompaña a Chirion durante la película, los tres retratan la soledad en la cual vive el protagonista, la mirada, los gestos el lenguaje corporal de Chirion no varía de actor en actor, sino que se intensifica, se moldea, crece y madura de acuerdo a las circunstancias.




No solo el personaje de Chirion cumple, sino también los personajes secundarios aportan en el devenir de la película, para empezar tenemos a Juan (Mahershala Ali) un distribuidor de drogas, pero con un alto sentido de la nobleza, logra en convertirse en su figura paterna, este le enseña muchas cosas pero la principal sin duda es cuando le dice que debe seguir su propio camino; mientras que la figura materna recae en dos personajes, primero su madre biológica Paula (Naomie Harris), una mujer drogadicta, que le exige que le traiga dinero, la cual lo maltrata física y psicológicamente; y al segunda es Teresa (Janelle Monáe) la novia de Juan, quien es la que le escucha, le aconseja y vela por él; y finalmente tenemos a Kevin (Jaden Piner, Jharrel Jerome y André Holland) que es el mejor amigo de Kevin, y la persona con la cual experimente su homosexualidad, es su consejero, que sin embargo debido a un problema en la secundaria se separan para encontrarse en años después y poder perdonarse mutuamente.





En el sentido narrativo, la película se basa más en las imágenes que en los diálogos; se centra principalmente en transmitir emociones, que en dejar frases para la prosperidad, la fotografía así como los planos son crudos y realistas, están lejos de ser estéticamente bonitos, para transmitir al espectador sufrimiento, miedo, soledad e inseguridad; aquí la labor de Jenkis que supo plasmar la fragilidad masculina, o mejor dicho la carga de lo que significa ser homosexual y negro en los EE.UU. sin llegar a exageraciones, clichés o caer en estereotipos, sin ser sensacionalista ni mucho menos pretenciosa, Moonlight es una película masculina pero al mismo tiempo es frágil, es una película negra pero al mismo tiempo mesurada, es poética, con una narrativa llena de metáforas y sobre todo con una historia sólida. En definitiva Moonlight es una película deslumbrante, que ofrece una visión real de las dificultades que viven muchos jóvenes en EE.UU. en donde predominan las familias deterioradas y la violencia es la principal arma para sobrevivir.





lunes, 6 de febrero de 2017

La La Land (2016)

"People love what other people are passionate about."


La La Land es una película musical de EE.UU. dirigida y escrita por Damien Chazelle; producida por Fred Berger, Jordan Horowitz, Gary Gilbert y Marc Platt; musicalizada por Justin Hurwitz y protagonizada por Ryan Gosling y Emma Stone; es sin duda la película más elogiada del 2016 y más que seguro arrasará con varios premios.





No me gustó La La Land, y eso que me gustan los musicales; pero antes de dar mis argumentos explicando por qué no fue de mi agrado, quiero empezar con los detalles positivos con los que cuenta esta películas. Empecemos con la dirección de arte, que simplemente es buena, la estética de la película es una de las mejores que he visto en los últimos años, la escenografía, el vestuario y el maquillaje ha sido trabajado de una forma bien detallada; otro aspecto favorable fue la fotografía, ya que la película nos regala momentos memorables que seguro pasarán a la historia, en este aspecto la iluminación y el encuadre son muy buenos; y para terminar está la parte sonora: la música y la coreografía, al ser un musical era más que obvio que en estos dos detalles iban a ser los más sobresalientes y lo fueron, se sentía que cada coreografía no fue hecha al azar, sino entraba en el momento preciso, no se sintió forzada sino natural; es notorio que no sólo el cine es una de las pasiones de Damien Chazelle sino también la música, reforzando lo hecho en Whiplash; en resumen, La La Land es una bonita película que visualmente es atractiva y musicalmente es casi perfecta; sin embargo resaltó lo que escribí al inicio de esta artículo: No me gustó; el motivo es que la historia me pareció aburrida y predecible, nada emocionante, la sentí forzada y por momentos muy densa y aburrida; lo único que rescato en este aspecto es la pasión de los personajes principales para cumplir sus sueños, así como el “Que hubiese pasado si…” del final, luego me pareció vacía e insuficiente, sentí que se preocuparon en los aspectos técnicos, así como en hacer un homenaje a los clásicos musicales de Hollywood, más que en hacer una historia convincente.





Quizás la película gane muchos premios, incluidos a la de “mejor película” en los Premios de la Academia, ya que como mencioné anteriormente tiene buenos detalles técnicos, pero en el contenido en sí no fue de mi agrado, quizás muchos dirán “no le puedes exigir complejidad a los musicales”, “para ver películas con argumentos mejor mira una de Kubrick (o tu director favorito)”; o peor aún afirmar que “No me gustan los musicales”, al menos déjenme defenderme diciendo que si me gustan los musicales y los que he visto tienen un trama que la mayoría sin ser profundos, te atrapan y haces que te identifiques con la historia y los personajes, en cambio La La Land me pareció vacía.